domingo, 21 de junio de 2009

-comentarios antiguos recuperados del año 2002/2003

Yo admiro a mucha gente, que por ahí se droga o no lo hace, pero eso no significa que el talento esté en relación con el consumo.
Se tiene o no se tiene.


Considero, respetuosamente que "la política incorrecta" al contrario de lo que quieren hacernos creer, es NO TOMAR DROGAS, que se pagan con dinero negro, están fuera del circuito legal y el dinero pasa a los bolsillos de los mismos degenerados de siempre.

Yo no me creo que EEUU con su sistemas de satélites y espionaje no pueda detectar de donde salen esas drogas.
Al contrario, lo saben porque ellos mismos son los dueños de los campos donde la pobre gente de Bolivia, Colombia o Argentina hace crecer las hierbas por sueldos miserables.

Ellos apoyan y fomentan el consumo que dicen combatir.
Porque pensar en la felicidad individual es su banderita de rescate.

Yo estoy por la legalización de las drogas, para terminar de una vez por todas con ese sucio negocio que además de matar a los más pobres (que no pueden comprar calidad ni tener personas entrenadas y médicos caros cerca) es un sistema de distribución de suma injusticia.


Cualquier persona sensible y más quien dice aplaudir a los poetas de la zurda artistoide no debe mirar al costado en este tema y creerse un rebelde por el uso indiscriminado de la plaga.

En realidad, lo que ocurre es que es un idiota útil.
Con ese comportamiento sigue alimentando los bolsillos de los se cag... en la gente.


Abran los ojos y el corazón y adviertan que las estrategias del capitalismo genocida y canalla son mucho más sutiles e inteligentes de lo tontos que se hacen ver en las películas de Hollywood.


***


Y sin embargo, la palabra de Dios es "amarás al prójimo como a ti mismo".
Lo que implica necesariamente, amarse y respetarse sin que ello signifique un acto de soberbia, que es uno de los pecados capitales.

El título de maestro o maestra es honroso, por eso yo digo que soy la profe, apenas eso: la que enseña lo que sabe a partir de su experiencia y los conocimientos que
otros tuvieron el buen tino de transmitir y no guardarse para sí.

Además, Dios está dentro nuestro.
De otro modo no tendría sentido la vida ni haría falta la religiosidad.
Estaría vigente (parece estarlo, todavía) el hombre lobo del hombre.

Quiero expresar que cuando uno se presenta con nombre y apellido se muestra en su totalidad, íntegramente.

Acá se confunden mucho las cosas.

Las ideas claras, por favor. Es fácil rebatir cualquier postura, por el mero hecho de argüir y hacerse notar. Lo difícil es sostener una doctrina compacta y
fundamentarla.

Según la teoría de Pichon Riviere, en todo grupo humano se destacan tres vértices que hacen a la movilidad y a la organización:
El líder.
El portavoz.
El saboteador.


Cada uno verá en qué papel ponerse.
De más está aclarar que dichas posturas pueden y son funcionales. Pueden rotar.


Porque Martas de Fuencarral y Pablos de ¿dónde? -anónimos que me insultaban en los comentarios de las páginas web- habrá millones y lo verdaremente noble es encontrarse en las redes.

Perder, perdemos todo el tiempo. Sobre todo, utopías.

El ideal del mayo francés, me sigue inspirando (aunque el autor de los versos haya dado una clara señal de olvido, agrego ahora).

"La poesía salió a la calle,
reconocimos nuestros rostros
supimos que TODO ES POSIBLE
en 1968"



Me sucedió muchas veces en la vida encontrarme con gente incapaz de formarse un criterio propio. Meros portavoces de los medios de comunicación y de las
enseñanzas jamás cuestionadas por las generaciones.

EL Duque de Rivas escribió algo totalmente vigente hace siglos:


"...todos
los señores de palacio,

en quienes opinión propia
fuera un peregrino hallazgo,
repitieron, no sabiendo
lo que decían acaso,

y de entrambas majestades
queriendo seguir el rastro:
'Pica muy bien; mas debiera
haber picado más bajo. '"


A ellos es sencillo convencerlos de que no existen verdades absolutas, del relativismo de la ciencia, de la duda existencial filosófica.

Hay otros, en cambio, que rebaten cualquier postura, por el gusto de disentir.
Son los que no sostienen una idea coherente sino que gozan tratando de demostrar lo agudos, sagaces, inteligentes que se muestran.
Son necios. (Necios a sueldo. Sicarios de la palabra.)

Por fin, hay una pequeñísima cantidad de gente, que puede sentarse a "cambiar figuritas", compartir ideas, sentimientos, fantasías sin temor a creerse superiores, derrotados, canallas o inseguros.

Son los que yo prefiero.
Saben consensuar.

Cada uno puede elegir donde pararse.


***


"Leer a Freud, no hace que nos conozcamos a nosotros mismos, necesitas un punto de vista subjetivo para hacer análisis. (¿o eso no lo leiste?). NO se puede
analizar desde el Yo."




Bueno, a decir la verdad, la gente de inteligencia normal no puede hacerlo.
Hubo un par de excepciones. Freud (de cuya lectura detenida tomé el concepto y el método) fue el primero.
El punto de vista subjetivo tiene una estrecha relación con la mirada desapegada.
La cultura oriental aporta datos al respecto que luego el psicoanálisis sistematiza, ordena y categoriza científicamente.


Sabrás que los poetas adoramos el desdoblamiento y la mirada extrañada de nuestro propio ego (lee a Vallejo como imperativo).

Dudaba si incluirme como poeta porque parece que para eso hay que pertenecer a bandas de ladrones en sectas secretas.
Las mujeres que escriben poesía son según ellos, o gordas feas o lesbianas asumidas o amas de casa aburridas.

Sin embargo, y a riesgo de que vuelvan a llamarme pedante, egocéntrica y tal (¡qué aburrido escuchar siempre lo mismo!) utiiizo esa palabra para definir a las personas que escriben y viven poéticamente, con ideales sublimes.

Cínicos, estoicos, utópicos, mediocres, iluminados lo que quieras, pero poetas al fin...

De todas maneras, y aunque te guste llevarme la contra por el simple hecho de encontrar así eco a una conversación fluida, en un foro que a veces, parece de sordos, estimo valiosas tus palabras.

Me inducen a pensar que al menos, has leído lo que escribí y que de todas las ideas (mejores o peores, generalizas u originales) que aporté, alguna quedará sembrada y se difundirá el pensamiento como un soplo de brisa en tanto mundo de imágenes, de organizaciones normadas en el banquete de unos pocos y de intereses mezquinos y absolutamente nada misericordiosos.

Me preocupa, siempre me preocupó, esta arrogancia típica de Wilde:

"Existen los elegidos" para quienes las cosas bellas significan únicamente belleza.

El siglo XX, demostró acabadamente que aún fuera del círculo de "elegidos" hubo artistas geniales que marcaron un rumbo nuevo.

Dejar en manos de unos pocos (los artistas) el Arte es un concepto burgués.
Peor aún, de la vulguesía (el plebeyo que aspira a parecerse al noble y compartir su mesa)

No busquen en el diccionario la palabrita: vulguesía porque acabo de inventarla.
Eso también es arte que en su etimología significa: hacer.

Una vez acordado eso, vendrás las categorías:
Arte con mayúscula, con minúscula, corrientes y todo lo que la crítica ha
desarrollado.
En este concepto amplio, la crítica también es un arte (como la política, según la definición del maestro griego que di hace unos días).

Ahora bien, hay bellos "haceres", constructivos o destructivos, conservadores o vanguardistas y así podríamos seguir durante horas.


Lo que sí me preocupa, dentro de un concepto social, que es de donde me interesa explicar la problemática es esa arrogancia de algunos artistas.
Que conozco a muchos que se dedican a su trabajo con devoción.


Los ladrones dejaron de interesarme hace tiempo.
Ya no constituyen un modelo de rebeldía contra las imposición clasista de las sociedades perversas.

Siempre hubo y siempre habrá inmorales que cruzan la línea y subordinan el bolsillo a la hermosamente humana cualidad de la creación.

De eso se trata.

Y de crecer.

Pero, algo hemos aprendido en los últimos 30 años, que el retiro honroso de la faena política, el ensimismamiento artístico y el dejar hacer nos condujeron a un caos que difícilmente olvidaremos los argentinos.


A MI NO ME GUSTAN LOS CORRUPTOS, LOS TRAIDORES, LOS FALSOS PROFETAS QUE TERMINAN DEFRAUDANDO, LOS PERVERSOS QUE ANTEPONEN SU BENEFICIO PARTICULAR AL COMUNITARIO Y LUEGO SE QUEJAN DE LA FALTA DE SEGURIDAD PÚBLICA.

Hay muchas cosas que no me gustan.
Sin embargo, no pienso generalizar y como no quiero volver a cometer delito de omisión, convoco a mi gente a que se involucre, que participe. Que se moje, como dicen por allí.


LA POLÍTICA ES Y DEBE SER DE TODOS porque...



***

(a propósito del poema LA HUMILDE CONDICIÓN y un comentario en el que se me acusaba de algo que ahora no recuerdo, seguramente relacionado con el hecho de ser "famoso" y por el que yo replicaba que en Argentina no hay famosos, hay apenas conocidos).



TODOS SEREMOS LUCÍA ANGÉLICA FOLINO.


Ah... ahora entiendo.

¿Como Pampita, la modelo argentina?

Cuando necesita promoción, sale en las revistas contando sobre su vida, mostrándose casi desnuda y opinando hasta de lo que no sabe.

Pero si la sigue un fotógrafo para hacerle una nota de dos minutos, lo llama hijo de p..., lo bastardea y grita para que respeten su "intimidad"

Propongo algo:
Que ningún medio nacional ni internacional (pero ninguno absolutamente) publique una foto de los que no desean "exposición pública" nunca más.

Que pasen a la "lista negra" -yo no la pedí y me la endilgaron- de los autoconvencidos de que la intimidad de ellos es superior a la del público
que compra su "arte".

Porque no negarás que una modelito top, o un ex integrante de la casa del GH, o un tipo que toca la pandereta en una banda de murgueros, es ser una gran artista
según los cánones de la sociedad actual.

Exactamente Pub.
Pero, no es que le conviene al mundo sino a los poderosos dueños del mundo.

Que son los que deciden quien es el representante de la trova mexicana y quien no lo es.

Hay una izquierda tolerable y hasta auspiciada por el Gobernador de la Corona. Una izquierda izquierdita, "un deja que los muchachos se desahoguen", que justifica la represión con que los exterminaremos para seguir reinando.A esa izquierda no perteneceré jamás.

Hay que aprender las diferencias notables entre poner una bomba en un Banco usando una remera (sudadera) del Che y crear conciencia de libertad a través del arte, la comunicación y las ciencias sociales.