sábado, 21 de junio de 2008

20 Jun 2008

Diferencias entre los comentaristas de los blogs de Podeti (una una te) y de Gillespi (doble ele o elle, como se prefiera).
Escrito por: lucia-angelica-folino el 20 Jun 2008 - URL Permanente





Diferencias entre los comentaristas de los blogs de Podeti (una una te) y de Gillespi (doble ele o elle, como se prefiera).



Los comentaristas de Esteban Podeti nunca escriben larguitos, considerados por la mayoría de los lectores como chorizos o ladrillazos. Bueno, casi nunca. Porque a veces a alguno se le sube un poco la térmica y se excede, se va de mambo, se encabrita y lanza su exposición, como una victoria de Atila, Rey de los hunos y los otros. En general, este perfil de usuario no supera los doscientos cincuenta caracteres como mucho. Si lo hiciera correría severos riesgos de ser abucheado, enviado a un nosocomio, los demás participantes le recomendarían pastillitas verdes, violetas y azules, y se firmaría una rogatoria de expulsión para el desaforado estilista, con carta remitida a la Sra Lorena Castrelli de Muzzopapa.


En cambio, los comentaristas de Gillespi, amén de ser muchísimo más cultos, sociables, no requerir censura previa y tener comportamientos más minuciosos que los de su competidor, se extienden en parrafadas, generalmente extraídas de colecciones, que guardan celosamente bajo siete llaves, de sus revistas Humo®, Satirikon, La risa remedio infalible (Selecciones del Readers Digest) y así. Jamás dicen awenaoooo, ni claman por sus derechos ante la censura, son prolijos hasta el extremo oriente y nunca pierden la calma. Se saludan en los cumpleaños, organizan asados y cuentan anécdotas de sus vidas domésticas con un énfasis encomiable. Les espantaría la idea de cantar “priiiiiiii”.


En el club de seguidores de Yo contra el mundo, se leen comics y no libros, de ésos de mil páginas, que se estudian en la Universidad, como hacen sus vecinos del otro blog; conocen roqueros fineses, tailandeses o belgas; visitan páginas de discos bizarros y aunque es irrelevante decirlo son fanáticos del pop, de Parés, de Capusotto, de Sendra y de Sabat.


Los comentaristas del Almacén, son en su mayoría médicos o paramédicos, contadores públicos, podólogos y amas de casa en horario del turno del colegio de sus hijos. Ni que decir, que los Gillespianos aman el saxofón y ¿hace falta aclararlo? adoran a Woody Allen.


Hay una regla de oro y es que quien escribe en ambos sitios, por miedo a ser descubierto por sus camaradas de espacio (no despacio), nunca afirman haber espiado a su contrincante cibervirtual. Lo hacen subrepticiamente y si van a comentar algo lo ejecutan bajo pseudónimo. Por ejemplo, moscabrava firmará Diego o Juanito, o esos nicks que nadie nunca recordaría, sobre todo, porque un nombre de pila sin apellido es menos que un nick; es una masificación estratificada de la identidad global y en resumen, olvidable. Pese a los esfuerzos de los comentaristas, los internautas aviesos detectarán por el ip ese fraude y la víctima será sometida a epítetos bochornosos y a reprimendas en privado, calificándolos con el delito de los infames traidores de la red.


Cuando hablamos del Almacén, hablamos de la Dra. Paula Thomas y su marido el Dr. Jorge Thomas (apelativos que encubren al autor de los correos, casi comprobadamente, Marcos Mundstock), que son un clásico. Una gozada, un descuelle de virtudes.


En cambio, en el blog más visitado de clarín.com (cuando no va segundo) sus referentes son Anai Le, el Pulenta y el Gaucho Santillán, quien de tanto en tanto saca una guitarra que desafina y se pone a payar ante la peña, que toma mate o come maníes con cáscara, al estilo de aquel viejo Baro-bar. Esto es impensable en la trouppe de enfrente. Son adultos (casi todos superan los cuarenta y tantos) y su música preferida es el jazz, el tango, Bach, Mozart y Heny Mancini. Pertenecen a la clase social ABC1.


Los jóvenes podetianos se comen un chapín, antes que escuchar un Chopin y no hablan de psicoanálisis ni de catarsis sino de Star War, Duro de Matar y El eternauta, edición LDLXXXV (1585, aclaro para los equis equis, que serán asteriqueados por la Srta Castrelli and Co). Pertenecen a la clase social XXY.


Definitivamente, los señores que le firman a Podeti no son serios: Jthek-po, caripelas y talibanes que los acompañan no merecen nuestro crédito, como seres fidedignos. Es cierto que tienen entre ellos un par de abogados que se quieren hacer los jóvenes aunque miran más canal de tango que otra cosa, pero eso no hace más que ratificar la teoría del desahucio y la tribulación que se vive en esa región del diario. En razón de lo expuesto, se les ofrece a los usuarios un efecto narcótico y se lo deriva a un youtube kisch y a links donde pueden ver pedacitos de Casablanca y El Bouzouki.


Por antítesis, el señor Ernestotito de Gillespi que despliega un talento enorme en el arte de la gracia, más cercano a Luis Osorio que a Mr Beam o La pistola desnuda, se ocupa en remarcar en negrita las clasificaciones de sus esmeradas epístolas Esos son comentaristas, carajo.


Entre los beneficios de Podeti mencionaremos que en el hipotético caso de escribir su autor un larguito no muy inspirado, uno echa un vistazo a los comentaristas y en tres minutos con quince se los leyó a todos y, seguro que se sonrió a pesar del mal día, con las chiquilinadas de su público, progenie fiel de adolescentes secundarios en hora libre.


Entre los beneficios de Gillespi, el más destacable es que cuando llueve y no hay permiso, para salir a pasear, uno tiene material de lectura por una hora y media aproximadamente y a la edad en que podemos pasarnos ante el monitor, un turno entero de albergue transitorio, nuestra felicidad erótica se trocó en algo fantasmagórico, una nebulosa que se perdió en la noche de los tiempos. Compensa.


Entre los beneficios que comparten ambos blogs no podemos omitir a dos:


1) torombolo jamás escribe en ninguno de ellos.

2) Son de lo mejor del humor argentino.

Lu

1 comentario:

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Para ser muy sincera te voy a decir algo con las sabias palabras que ocupó Clarck Gable en esa memorable película "lo que el viento se llevó"..."FRANCAMENTE QUERIDO ME IMPORTA UN BLEDO" y sabes por qué?...Porque las platafrmas anti esto o lo otro me parecen una lata y de gente ociosa que no ecnuentra en que ocupar sus vidas. me revienta la palabra TROLL como se denomina a las personas que se les antoja como a mi decir lo que quiero en mi blog, llamales impertinenetes y no dejes que te hagan sombra, pero para eso, establecer una plataforma como Amas de casa en acción, ciudadanos contra los taxis o señoritas contra los señoritos etc..me parecen realmente una perdida de tiempo...Aquí una se monta su blog y juega con sus colores, y cuando decides montarte el chiringuito, primero que nada tienes que pensar que habrá muchos que no les gustes ni le caigas bien, y otros lo contrario, pero yo, perder el tiempo en estar peleando o haciéndole la guerra a sombras ¡NO!...Como anécdota te puedo decir que particpe en un blog de Chiile y allí había una española que estaba metida desde Asturias, y mantenía no menos de 40 blogs, interpretando a mil personajes, y cada día creaba entre los 4 y 10 más, luego de eso, como yo y otra persona eramos las únicas ingenuas que escribiamos , nos llenaba de comentarios con sus diferetnes personajes...Sobreviví a aquello sin trauma alguno, dejé ese blog y funde el actual, tan pancha como si nada...Así es esto, y es más, eso de montar pollos y guerras, guerrilas de poca monta es propio de estas personas, con ello promueven entre la gente más débil desorden y ambiente barriobajero, al quese prestan muchos y muchas que no les interesa escribir y dar su opinión, sino meterse en líos y discusiones bizantinas, altercados varios y en definitiva fundar comites anti esto o lo otro...Si encuentro un comentario que es ofensivo y no adrede al tema que del que escribo, en uso de mi libertad lo elimino, pero lo que haré nunca es ir de puerta en puerta buscando a los similes del 2 mayo, que con palos y macanas, cuchillos y hachas salgamos a cortar cabezas...Eso era para ese tiempo, ha pasado mucha agua bajo el río desde ese tiempo, y hoy por hoy, podemos elegir...Lo siento, me hubiera gustado estar de acuerdo contigo, pero los clubes, comites y la madre....me parecen francamente una real sandez.
Un saludo
Cátara...



ESTE COMENTARIO PERTENECE A UNA BLOGGER ESPAÑOLA DE EL PAIS.ES